enero 09 2018 0Comment

Consejos para el mantenimiento de suelos de mármol o granito

Tanto el mármol como el granito son dos materiales que nunca han dejado de utilizarse en el diseño interior.

Los colores más característicos del mármol son el amarillento, rosado y amarronado, dándole un mayor protagonismo al travertino con un color beige y crudo. Con el granito, se pueden obtener diferentes tonalidades, desde el color blanco al negro pasando por rosas, verdes… ¡prácticamente podemos elegir los colores a la carta!

Estos dos materiales suelen ser los reyes tanto de las cocinas como los baños. En las cocinas usándose sobre todo en encimeras, y en los baños jugando con las tonalidades, consiguiendo un toque acogedor usándolo en suelos, paredes y encimeras. No obstante, ambos tienen más utilidades como puede ser el mobiliario, una mesa de mármol o de granito podría ser el centro de atención en un jardín.

Sin duda, tanto el mármol como el granito son dos materiales con mucha estética, dando una imagen de sofisticación, transmitiendo limpieza y pulcritud con su superficie brillante.

Aunque son materiales duros y resistentes debemos tratarlo con una serie de cuidados básicos para que su brillo y su aspecto elegante perduren.

 ¿Cómo hacer la limpieza del día a día?

Es fundamental evitar el uso de lejías o amoniacos, y en ningún caso usar ácidos como puede ser el salfumán, aunque éste se haya rebajado anteriormente con agua.

La limpieza diaria la realizaremos solamente con agua, y en caso de querer usar un jabón, deberá ser neutro o suave, específico para suelos de mármol o granito, de este modo no dañaremos la superficie dejándolo sin su brillo natural.

Cada material requiere un cuidado específico. Ésta es la limpieza que se debe tener con cada una de ellas:

  • Si el material es granito, con tan solo utilizar agua jabonosa o detergentes no agresivos es suficiente.
  • El tratamiento de la pizarra es diferente, será necesario frotar con un cepillo de raíces para dejarlo en perfecto estado.
  • La caliza es más dura, admite agua con lejía sin ningún problema.

Sabiendo el material que tenemos en casa y estos sencillos consejos nos aseguraremos una larga durabilidad.

Recomendaciones para no dañar el mármol:

  • Cuando se instale el mármol, es importante guardar siempre un 1% del material, nunca se sabe si se va a necesitar para posibles reposiciones o reparaciones.
  • ¡Cuidado con los objetos pesados! Una caída puede provocar un daño difícil de solucionar.
  • Si se está pensando en hacer un cambio de mobiliario, hay que ir con precaución para no arrastrarlo por el suelo, a no ser que lleven deslizadores.
  • Limpiar inmediatamente las manchas que se produzcan o éstas puede dejar una marca permanente.
  • La limpieza ordinaria es muy sencilla, el polvo se elimina pasando una mopa y fregando con agua sola o con un poco de cera para suelos diluida en agua.
  • Evitar siempre los excesos de agua.

¿Qué hacer cada 2 años?

Para mantener el mármol en perfecto estado hay que hacer una inspección general cada dos años para poder arreglar los posibles desperfectos.

¿Qué hacer cada 5 años?

Cada 5 años la revisión es más exhaustiva, además de una inspección y un repaso de posibles grietas se debe repasar las juntas, pulir y abrillantar a máquina para mantener el brillo original.

Siguiendo esta serie de recomendaciones de limpieza y cuidados se conseguirá que el mármol y el granito se conserven como el primer día.

grupopalau

Responder o Comentar